Pesadilla antes de Cure-mas

“La verdadera música fértil, la única que nos moverá, que apreciaremos verdaderamente, será una música conducente al sueño, que destierra toda razón y análisis. No se debe desear primero entender y luego sentir. El arte no tolera razón.” (Albert Camus)

Todos los días me despierto, todos los días me miro al espejo y pienso en cómo la estructura de mi pelo puede transformarse en…ESO. Pues bien, Robert Smith es la única persona en este planeta que al despertarse tiene los pelos mejor que cuando se acostó. La diferencia es que cuando me miro al espejo así, me dan ganas de llorar pero cuando veo al personaje en cuestión me acojono y me descojono al mismo tiempo. Y muy fuerte. Él es el cantante de The Cure, dice mi amigo que ellos son inclasificables pero aquí la servidora confirma que si algo son, es surrealistas.

the_cure.jpg

Peinados indomables, ropa caricaturesca y rostros cosméticos sacudían las sensibilidades de las clases conservadoras en  los rompedores ochenta. Por si no fuera poco añádele unas cucharaditas de mentalidad cinematográfica y ya ¡lahemoliao! 

Tim Pope fue el encargado de plasmar las locuras de Smith en el videoclip de Lullaby. Imaginaos:

+Hey Tim

-Robert, no es por nada pero podías peinarte de vez en cuando…

+Calla, tengo una idea brillante! Soy un genio! jajajajajaja(risa malévola) -le da un trozo de papel –

smith_lullaby_drawing

Este boceto(boceto mis cojones mariloles), dicen los entendidos que está inspirado en El quimérico inquilino, de Roman Polanski(1976). Yo más bien veo un gato y a Eduardo Punset en un sueño sobre los agujeros negros y la teoría de cuerdas todo en uno. Será que no tengo ojo para el arte.

Más allá de las coñas con el videoclip, la canción es una alegoría sobre el pasado de la relación de Robert Smith con las drogas pero además, él mismo explicó que esta canción principalmente se basa en un sueño recurrente que tenía de niño en el cual un hombre araña venía a devorarlo.

Los timbres de cuerda y la voz de Robert susurrante germinaron una de esas canciones que engancha desde el minuto uno porque te atrapa en su clima y te obliga a escuchar cada nota. Esta inquietante nana se balancea entre la depresión y el pasotismo, pero cargada de sensualidad, algo que siempre ha caracterizado a “The Cure”.

Fue el mayor éxito de la banda británica, quizás por esa magia oscura con la que se sentían identificados sus seguidores, aunque el líder ha confesado más de una vez que no son una banda gótica.

Enlace a “Lullaby”: https://www.youtube.com/watch?v=ijxk-fgcg7c

Dentro de este maravilloso “Desintegration” encontramos grandes composiciones como “Love song”, por la que siento cierto cariño y en cierto modo ternura. Por muchos años esta obra fue para la presente el máximo exponente de lo que significaba el amor.

A ver para, para, para…¡que me pierdo! La seguidora de Eric Clapton, Sinatra o Sabina tiene como exponente del amor romántico una canción de unos góticos de ultratumba, ¿es eso no? JA JA. Nada que añadir, señoría.

Sí y no, no es amor romántico. Es el amor inocente y tímido, habla sobre esas personas retraídas que encuentran alguien en el que apoyarse y sacar su verdadero yo, esos raritos que encuentran a otro rarito y son felices en su mundo creep en silencio. Ese primer amor que quizás nunca olvidemos y, simplemente como dice la canción, siempre amaremos, sin importar el tiempo transcurrido ni lo que se haya dicho por el camino.

Enlace a “Lovesong”: https://www.youtube.com/watch?v=ks_qOI0lzho

Hablando del videoclip de este tema, me pregunto si existe algo más melancólico que Robert Smith hablando de amor. Porque el video se basa en eso, y me transmite verdad. Vale que es una cueva de estalagmitas fálicas muy dramática pero pasando de lo superficial, no me parece en ningún momento que esté actuando, como digo, este video me vende su verdad más íntima.

2700.jpg

Y ahora vamos con “Friday I’m in love”, siendo el segundo single del album Wish, fue una de las canciones más comerciales y la que hizo a la banda más popular allá por los 90. Sin embargo, el vocalista declaró en una entrevista: “La gente a la que le gusta “Friday I’m In Love” no son realmente fans de The Cure. No son ellos los que compran nuestros discos”. Suena contradictorio, y normalmente cuando los artistas se ponen en este rollo alternativo no me los suelo creer, pero en este caso me parece muy adecuado. “Friday” es una canción que parece más que una celebración, una burla hacia la música pop, utilizando una fórmula usada y conocida para terminar con algo confortable e inusual para “The Cure” en el ritmo y la armonía.

¿Por qué una “supuesta canción popera” llegó a ser tan popular? Ese tono popero-sucio hizo renacer el estilo, una canción perfecta en medio de la oscuridad que llevaba adelante el Grunge, que dominaba las tendencias musicales y las radios del momento.

Parece muy irónico que una banda que había destacado por su impronta y su oscuridad en los 80, hiciera una canción tan simple cuando la tendencia dominante apuntaba hacia lo que por naturaleza pertenecía a la banda, la oscuridad.

Enlace a “Friday I’m In love”: https://www.youtube.com/watch?v=mGgMZpGYiy8

“The Cure” es una banda que se suele escuchar de pasada, quizás todos tengáis en vuestra lista de favoritos el “just like heaven” o “friday I’m in love”, pero cuanto más te adentras en la atmósfera que generan, más te hacen sentir. Y jo, van tan de malotes…¡y son todo amor!

1898.jpg

¡Hasta la próxima semana, rockeros, y gracias por hacerme nadar en mi misma para encontrar las palabras que conforman estos escritos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s