Johnny, el tipo de negro.

Hoy comienzo una nueva sección del blog dedicada a esas leyendas que han estado en la vida de nuestros abuelos, padres y quizás hijos. Es complicado escribir sobre ellos, sobre todo por lo difícil de encontrar el punto óptimo entre las alabanzas y la realidad encuadrada. ¡Pero qué demonios…si buscáis objetivismo, no estáis en el blog adecuado!

¿Qué tiene un artista o banda para ser eterno? El denominador común es “verdad”. Las leyendas venden su verdad, su miseria, su amor y alguna que otra vez hasta su ropa interior en una subasta en el estado de Maryland. Hay muchas maneras de llegar a lo más alto, el artista del que vamos a hablar hoy no lo hizo de la forma más convencional. Su obra habla de su vida, y por eso no separaré una de otra, cada canción encaja en su historia personal.

Johnny-Cash-Top-Songs_1450137518.jpg

Cash fue un personaje muy contradictorio, como la mayoría de los pioneros del rock and roll. El progresismo social estaba presente en toda su obra, solía dar conciertos de apoyo a los presos de las prisiones de máxima seguridad con letras exaltando al encarcelado que es renegado de la sociedad americana, su reiterado consumo de drogas durante los años 50 y su defensa del aborigen, chocaban con su personalidad y valores conservadores de la América rural y con un fundamentalismo religioso que se acrecentó con los años.

Enlace a “Folsom Prison Blues”: https://youtu.be/kMyzoHBtaME

Nos situamos en los calurosos 50, donde los artistas tenían que recorrerse todos los estados para conseguir empezar una carrera musical y Cash no era diferente, conduciendo su ya famoso Plymouth del 54 y más tarde a bordo de un autobús negro apodado “Unidad uno”, vivía en la carretera. Ese ritmo que al principio le parecía tan familiar y predecible, más adelante formó parte de su gran pesadilla. Pero sigamos adelante.

Enlace a “Down by the riverside”: https://youtu.be/M6Rixrdasqk

El rock and roll nacía y Cash era el encargado de fortalecer con su guitarra acústica lo que se acabó llamando rockabilly. Su profunda voz y su belleza como letrista hace despegar su carrera junto a otros tres mindundis llamados Elvis Presley con el número uno, Jerry Lee Lewis con el número dos y Carl Perkins con el tres. El resto lo cuenta una larga gira repleta de excesos y escándalos.

finger.png

Aquí comienza una etapa en la vida de Johnny que yo llamo “Cuesta abajo y sin frenos”, y es que abandona Sun Records, su relación con la que era su mujer se resquebraja por completo y las drogas pasan a ser habituales en nuestro chico de negro. Toca fondo cuando la policía le detiene por intentar pasar a EEUU con una bolsa de pastillas en su guitarra, es detenido por participar en peleas e incluso es acusado de vagabundear.

Enlace a “Cocaine Blues”: https://youtu.be/Aq344ks1ieg

Admirado por nadie y con su obra eclipsada por los escándalos, Johnny J.R Cash era un muerto viviente que vagaba por la inmensidad del fracaso. Pero llegó. Llegó la luz que ilumina su camino y vuelve a renacer. Este momento lo titulo como “Hola, me llamo Johnny Cash”(así se presentaba al público antes de cada actuación).

johnny-cash-second-wife-wallpaper-1.jpg

Y como iba diciendo, al resurgir la vida, resurgió también el artista. La única razón tenía nombre y apellidos: June Carter. Cantante y de familia de artistas, siempre quiso ocultarse tras la leyenda de “The Carter family”… decía de sí misma que al menos era graciosa. Debía ser algo más que graciosa para hacer que Cash dejase las drogas y encaminase su vida hacia el éxito vestido de canción, “Ring of fire”, compuesta por ella misma.

Para June el anillo de fuego era el fin de un amor y el paso a un infierno personal de autodestrucción : “There is no way to be in that kind of hell, no way to extinguish a flame that burns, burns, burns”.  Dicha frase tiene gran relación con un poema que su hermana Anita había escrito meses atrás en un poemario llamado “Love’s Ring Of Fire”, dice la leyenda que June buscó ese libro de su maleta y encontró el poema que inspiraba su repentina frase, se trataba de “Love’s Fiery Ring”.

Gracias a esa canción ambos se enamoraron pero tendrían que pasar cuatro insoportables años, sobre todo para Cash, hasta que ambos estuvieran solteros, cansándose finalmente en 1968 de forma oficial.

Enlace a “Ring of Fire”: https://youtu.be/It7107ELQvY

Existe la versión para adultos de la explicación de esta canción, y menos romántica. Si analizamos la letra, los anillos que ardían podían ser el de Vivian y el de Edwin Nix, marido de June. Los tórtolos se conocían desde hacía años de las giras de Country y ella empezó a colaborar de corista cuando ambos tenían 30 años, estaban casados y con retoños. La letra puede ser interpretada como un amor ardiente en el que caes aunque no quieras, mientras que el peso de los anillos te quema en forma de infidelidad.

BOOOOOOOOOM….Hostias nowhere esto cada vez se parece más a una telenovela de primer nivel. Hay de todo: drogas, infidelidades, encarcelados en prisiones de máxima seguridad,… de esta te forras, amiga. 

Así es, querida amiga. Aunque como lees, la historia no es un drama interminable. Todo se reordenó conforme al lugar que le pertenecía. June y Cash permanecieron unidos desde entonces, es una de la historias de amor más alucinantes que he conocido.

Enlace a “Jackson”: https://youtu.be/U3NJC18Oi04

Enlace a “You’re a part of me”: https://youtu.be/VnmFAmx69JA

o-JOHNNY-CASH-JUNE-CARTER-facebook.jpg

Cash nunca más pudo concebir la vida si no era al lado de esa gran mujer, literalmente. June murió en Mayo de 2003 y Johnny apagó su voz el Septiembre de aquel año, no sin antes dejarnos la que confieso mi canción favorita de todos los tiempos.

Bueno, bueno…¡menos mal que ibas a ser impacial, amiga! Vete buscandote profesión o mejor…dedicate al periodismo.

Corramos un estúpido velo y vayamos al quid. Debido a su enfermedad, las canciones de sus álbumes American III: Solitary Man (2000) y American IV: The Man Comes Around (2002) se tornaron ligeramente más sombrías que las de sus dos anteriores discos para American. Con American IV llega “Hurt”, espectacular versión de Nine Inch Nails aclamada tanto por la crítica como por el público, incluso el mismo compositor de la canción original, Trent Reznor, afirmó que no ha vuelto a escuchar su propia versión desde que escuchó la de Cash. 

Letra Traducida de “Hurt”:

Me hice daño a mi mismo hoy,
para averiguar si todavía sentía algo.
Me centré en el dolor,
la única cosa que es real.
La aguja hizo un agujero,
el viejo y conocido pinchazo.
Intenté matarlo,
pero siempre lo recuerdo todo.
¿En qué me he convertido?
Mi dulce amigo,
todo el mundo al que conozco,
se va al final,
y podrías haberlo tenido todo.
Mi imperio de basura.

Te defraudaré
Te haré daño

Llevo esta corona de espinas
sobre mi trono de mentiroso.
Lleno de pensamientos rotos
que no puedo arreglar.
Bajo las manchas del tiempo,
los sentimientos desaparecen
Eres otra persona más,
y yo todavía sigo aquí.

¿En qué me he convertido?
Mi dulce amigo,
todo el mundo al que conozco,
se va al final,
y podrías haberlo tenido todo.
Mi imperio de basura.

Te defraudaré
Te haré daño

Si pudiera volver a empezar,
a un millón de millas lejos de aquí,
me cuidaría más,
encontraría la manera de hacerlo.

Después de escuchar la historia de su vida toma un sentido mucho más profundo y ciertamente es como si la hubiese escrito él. Y el vídeo no tiene desperdicio, un Cash moribundo el cual casi no puede ni gesticular, relata su infinita pena. June aparece furtivamente, un momento clave para el director, que insiste en filmar a su gran amor, absolutamente al norte de Johnny. Cuando se creyó que había material suficiente para el vídeo, el director le dijo a Johnny que si quería añadir alguna locura al rodaje. En la mismísima mesa del banquete donde estaban grabando, se le ocurrió derramar el vino tinto por la mesa. Fue uno de los gestos geniales y finales. Cuando se le envió una copia finalizada, Johnny se lo enseñó a su queridísima June. A ella no le gustó y le advirtió a su marido de que con ese vídeo sus fans iban a destruirlo. Sin embargo, pesó mucho más la opinión de la hija mayor del matrimonio, que aseguraba no poder dejar de llorar al recordarlo.

johnny-cash (1).jpg

En 2014, “Hurt” se convirtió en el vídeo que todo el mundo tenía que ver. Una película onírica que desentraña el espíritu y la pena del ser humano.Irresistiblemente, una alegoría del final de un hombre. Una de las pocas canciones que son capaces de reducirte a lágrimas.

El álbum “The man comes around” es una pequeña obra maestra. Paul Simon dijo que con la versión que hacía Cash sobre “Bridge over troubled water”, por fin la gente entendería el estricto sentido de su letra. Sting se quedó petrificado de su versión de “I Hung my head”, sin duda, la gran sorpresa cualitativa del disco. Y, el final, Cash tenía la astucia y el macabro sentido del humor de Stanley Kubrick, cuando el cineasta utilizó “Well meet again” ,una canción de Vera Lynn, de esperanza para los ingleses en la Segunda Guerra Mundial, en la perfecta canción para despedirse de este mundo, con el sargento a lomos de la bomba atómica en Dr. Strangelove.

Enlace al álbum “The man comes around”: https://youtu.be/HC_vxYDZkLc?list=PLiN-7mukU_RGMjeWBlpbZP5y3sjPYeymN

Gracias Cash, gracias por mostrarnos a través de tu profunda voz la vida, que a veces te duele, a veces te hace añorar a alguien y a veces te hace llorar, llorar y llorar. Gracias por tu verdad y por tus arrugas tanto en la piel como en el alma. Descansa en paz, tipo de negro.

johnny-cash.jpeg

Anuncios

2 comentarios en “Johnny, el tipo de negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s