La influencia primera: The Smiths

Buenos días, queridos seguidores. Esta semana vamos con los creadores de lo que probablemente sea uno de los mejores discos de la historia de la música. Al menos para mí.

1982, Manchester y un tipo llamado Johnny Marr buscando gente para montar una banda. Unos amigos le hablan de Morrisey, un chico que vive cerca y que tiene una forma muy especial de escribir.

Andate con ojo, Marr, el tipo es difícil” y vaya que sí era difícil, quizás reflejando la mayor parte de su vida. Se escondía en la literatura, especialmente en su adorado Oscar Wilde y ya era algo conocido por haber cantado en una banda bastante punk de Manchester. A la banda también se unieron Mike Joyce y Dale Hibbert, aunque este último fue reemplazado por Andy Rourke, amigo de Marr.

Os preguntaréis por qué los Smiths. Pues hay varias teorías, por un lado tiene que ver con la historia de David Smith, quien denunciara la identidad de los asesinos de los páramos, una movida muy pero que muy siniestra. Por otro lado Morrissey ha dicho a algunos micrófonos que llamó así al grupo porque era el nombre más corriente que se le ocurrió en el momento y que esa parte de la sociedad “normal” necesitaba mostrarse al mundo, con sus glorias y sus miserias diarias.

SIP-the-smiths-06.jpg

Las manecillas del reloj comenzaron a girar un 13 de mayo de 1983, fecha en la que la banda editó su primer single, Hand in glove.

Su primera gran composición comienza con Marr tocando una armónica sobre el resto de música, ciertamente parece como si la razón de la creación de esta canción fuese en sí la forma en la que Marr toca ese instrumento y que nos lleva a esa vitalidad de la clase trabajadora del norte, algo que se asemeja mucho al “Love me Do” de los Beatles, aunque infinitamente más melancólico. El resto de la música llora. Y llora con una lluvia empapada de desesperanza, mientras que Rourke completa una de sus mejores interpretaciones a cargo del bajo.

Morrisey siempre ha dicho que de lo que realmente trata la canción es de completa soledad: “Era importante para mí que hubiera algo muy poético en ello, en un sentido lírico, y al mismo tiempo lleno de júbilo“. Hand in glove es una proclamación sombría de esa felicidad condenada, auto-odio, pérdida y desesperación. Unos rasgos que podemos intuir en muchas frases como <<Though we may be hidden by rags/We have something they’ll never have>>. ¿Fuerte, no? Es increíble como Morrisey plasma a la perfección en dos únicas líneas ese sentimiento que surge cuando uno no se puede permitir ropa llegando a vestir trapos, pero la riqueza mental surge como la salvadora de un alma que vaga en la tierra.

Hay mucha literatura y muchos guiños también a unas cuantas obras dentro de esta pieza. Podemos reconocer el “I’ll probably never see you again” del realismo marca Delaney, y sus obras: A taste of honey y The lion in love. También encontramos un fragmento de Leonard CohenEverything depends upon how near you stand next to me“, de la canción Take this longing. Además se sospecha que el título de la canción fue inspirado por la novela detectivesca de Ngaio Marsh, Hand in Glove.

“Yes, we may be hidden by rags
But we have something they’ll never have
So, hand in glove I stake my claim
I’ll fight to the last breath
If they dare touch a hair on your head
I’ll fight to the last breath
The good life is out there, somewhere
So stay on my arm, you little charmer
But I know my luck too well
And I’ll probably never see you again.”

Enlace a “Hand in glove”:https://www.youtube.com/watch?v=X-pxlE0zxp0

En 1984, tan solo un año después, llegó su disco debut. Este álbum homónimo estaba repleto de referencias a la literatura y cultura que admiraba Morrissey, casi podemos tener una biografía de sus sueños y sus desdichas. La portada del disco, sin ir mucho más adelante, es una foto de Joe Dallesandro, en la película Flesh(de Paul Morrissey). Algo que se iba a repetir a lo largo de toda la carrera del grupo, puesto que sus portadas están plagadas de imágenes de películas o de fotos de estrellas pop. Con un simple vistazo al disco identifico “Pretty Girls make graves” y mi mente entra en cortocircuito. Vale, ¿en serio Jack Kerouac?

¿Sabéis una cosa genial de investigar sobre canciones? Os encontráis miles de interpretaciones estúpidas y a la vez, por desgracia, posibles. No es fácil descifrar a qué se refiere el maldito genio de Morrissey, por eso me gusta volver un paso atrás para quizás inspirarme en lo que se pudo inspirar el tío hace unos años. En el libro de Kerouac lo que se expone es que las “pretty girls” conducen a la lujuria, que a la vez lleva al nacimiento, que a su vez conduce al sufrimiento y luego, siendo mortales como somos, a la muerte, a esas tumbas de las que nos habla Morrissey. El personaje encuentra en el celibato la manera de romper ese ciclo de locura a la que inducen este tipo de relaciones. No creo ni que el narrador sea gay ni que Morrissey sea impotente (XD). De verdad considero que cuando habla de ese truco (But nature played this trick on me), se refiere a la lujuria, algo que conduce en un primer instante al placer pero que esconde la causa real de todo sufrimiento.

Enlace a “Pretty girls make graves”: https://www.youtube.com/watch?v=ZOFI14NIrPk

Siguiendo en la temática favorita y recurrente de la banda, esta “Reel around the fountain” es una balada solo alcanzable para la épica. Marr nos canta, con un sabor agridulce, sobre la pérdida de la inocencia, la iniciación sexual, quizás con tintes morbosos. Más bien sin tapujos, habla sobre una relación con una gran diferencia de edad. Madurar, quince minutos contigo,… nos hacen imaginar lo que sigue.

Una vez más vemos aparecer una frase de A taste of honey, ese “I dreamt about you last night and I fell out of bed twice” que nos traslada a lugares que no hace tanto frecuentábamos. Antes de que todo se hiciera complicado. Además, la melodía se basa en la clásica Handy Man, de Jimmy Jones, una canción que Marr solía escuchar con sus padres cuando era tan solo un chico.

Enlace a “Reel around the Fountain”: https://www.youtube.com/watch?v=4kAak5ykpS4

Controversias a parte como con “The Hand That Rocks The Cradle” o “Reel Around the Fountain“, llega “This Charming Man“. Adoro la melodía de esta canción, aunque estuviera interpretada en chino mandarín creo que me seguiría llegando de igual forma, porque es una de esas canciones que trasciende. ADORO ese riff de guitarra al más estilo Jangle pop(explicación aquí) de Marr, maldito genio. Pero es que además hay algo en ese sonido destartalado, discordante que me lleva a lugares bastante fuera de esta galaxia. Y de todas las cercanas.

¿El significado de la canción? Como la mayoría de sus letras siguen sin tener una explicación. Aunque sí podemos ver una clarísima referencia a “A Taste of Honey” en la que uno de los actores se cuestiona el hecho de no salir de fiesta por no tener la ropa adecuada. Vuelta al ruedo. Lo que resulta muy gracioso es que algo parecido le ocurrió a Mike Joyce en la presentación del disco. Una de las chicas que estaba a la entrada de los estudios de la BBC se le acercó para preguntarle que si era de una banda. Cuando le dijo que sí, esta preguntó de cuál, sorprendida. Mike, totalmente fuera de lugar le respondió que de The Smiths. A lo cual el grupo de chicas se sorprendió mucho cuando vieron cómo iba vestido para salir al escenario. “Me miré la ropa y dije que eso era lo que iba a vestir. Me dijeron: `¡Pero saldrás por televisión!´“.

I would go out tonight
But I haven’t got a stitch to wear
This man said “it’s gruesome
That someone so handsome should care…

Enlace a “This Charming Man”: https://www.youtube.com/watch?v=_DDheZMTvQo

Poéticamente “Still ill” es una de sus joyas top. Y no solo por la belleza de sus letras sino con la simbiosis que logran entre eso y el sentimiento punk en su estado puro (“hoy decreto que la vida es simplemente tomar y no dar / Inglaterra es mía y me debe una vida”), los recuerdos nostálgicos de un tiempo pasado (“…a pesar de que terminé con los labios doloridos / ya no fue como en los viejos tiempos”), y las preguntas existencialistas tan presentes en toda su obra(“¿rige el cuerpo a la mente o la mente al cuerpo? / no lo sé”).

Además, la música es absolutamente genial. De una manera parecida a como sonaba en Reel around the Fountain, la batería se escucha especialmente aunque acompañada de guitarra y bajo que solo parecen marcar el ritmo al principio y al final. Guitarras muy Marr y arpegios varios redondean el tema.

Enlace a “Still ill”:  https://www.youtube.com/watch?v=qO5X4uEzyCI

the-smiths-morrisey.jpg

Y la siguiente que no puede faltar repasando este gran disco es la maravillosa “What difference does it make?“. Es una de las canciones más antiguas de la banda que gracias un pegadizo motivo arpegiado de Marr, compone una de sus piezas musicales más brillantes e hipnóticas muy “Rythm and Blues“.

Todo hombre tiene secretos y aquí está el mío para que se conozca“. Bueno, ¿qué? ¿Nunca se van a acabar los halos de misterio contigo, Morri? Quizás te refirieses a esas relaciones enfermizas, no correspondidas, en las que se hacen cosas inmorales solo para satisfacer a la otra persona…aunque te acabe por abandonar. Aun así prevalece el cariño, convirtiéndose en una relación con tintes masoquistas y autodestructivos. Además no acaba aquí, porque los falsetes de Moz, cantando una melodía sin letra y haciendo de su garganta un instrumento más es ya larepera. Sí, tengo 50 años.

A pesar de tanta genialidad, es una version con muchos cambios de estudio y que lo que Morrissey comenzó por odiar al no reconocer su sonido, acabó a finales del 84 por ser descarte del repertorio vivo del grupo. Joder, pues si este pedazo de canción es el descarte, no me quiero imaginar la forma ni el sonido de las “buenas”.

Enlace a “What difference does it make?”: https://www.youtube.com/watch?v=AZa8jHi1nkk

A principios de 1985, la banda lanza su segundo álbum. Subversivo, político y ciertamente estridente son calificativos que describen perfectamente el Meat is murder(1985). Y no solo era combativo en sí por sus temas(vegetarianismo, republicanismo o canciones contra el castigo corporal) sino que Morri avivaba el fuego con sus declaraciones. Entre mis favoritas se encuentran las de Margaret Thatcher, la familia real e incluso el Band Aid. La verdad es que el tío era un cabrón muy difícil de hacer callar.

Además este disco es ultra ecléctico, introduciendo estilos tan dispares como el Rockabilly, baladas, dance y como no podía ser otro, el rock alternativo.

Sumergiéndome en todo este universo que es “Meat is murder” enseguida encuentro rasgos familiares. “The headmaster ritual” es una crítica a la educación británica al más puro estilo Pink Floydiano: “Belligerent ghouls run Manchester schools, spineless swines, cemented minds…Sir leads the troops jealous of youth, same old suit since 1962” ahí es nada.

El cambio en la segunda canción es brutal. The Smiths se adentran en el mundo Rockabilly saltando a la piscina gracias a “Russholme ruffians“, y vaya que sí hay agua. A veces pienso que estos tipos hubieran podido interpretar y crear cualquier tipo de música que les apeteciera. Y de hecho no se quedaban muy atrás, sobre todo con los géneros que no estaban muy de moda en aquellos años. ¡Cómo les gustaba ser raros y parecerlo!

Alto. Que aparece “I want the one I can’t have” y tengo las defensas poco preparadas. Rápida, rítmica e infinitamente luminosa comienza y termina esta canción de amores imposibles.

“On the day that your mentality
catches up with your biology

I want the one I can’t have
and it’s driving me mad
it’s written all over my face”

La verdad es que nunca me había parado en este tema y desde que he empezado con la entrada se me ha metido en el cerebro y no me deja hacer nada sin acompañarme. Es increíblemente pegadiza. Y de las que te alegras de que así sea. Además, aquí sí me da la sensación de que nos habla de un amor imposible, a un hombre que aún no ha aceptado su condición sexual. Aún así, una vez más nos deja con el interrogante, porque los géneros neutros siguen jugándonos una buena(o mala) pasada a la hora de reconocer de qué demonios nos habla esta vez.

What she said” tiene más rudeza en sus formas, pero el mensaje que lanza es como piedra a una ventana. Aquí veo la relación de Morrissey y Marr. El primero describe con maestría a una persona solitaria y deprimida(de la mano de la prosa de Elizabeth Smart). Sin trabajo ni amor, solo en su casa leyendo buena literatura,…a mí ese personaje me suena demasiado, querido Morri. Aquí te hemos cazado. Y ese chico tatuado, de clase trabajadora es Marr. Llega y rescata a ese ser deprimido invitándolo a tocar en una banda. Demasiadas coincidencias maravillosas.

Siguiendo con el carrousel de canciones, me topo con la conocidísima “How soon is now“-y pienso lo mucho que se merece su “popularidad”-con las guitarras de Marr corrosivas e incisivas a partes iguales. Los problemas sociales son de nuevo el tema que se expone. Sobre todo su extrema timidez y su inutilidad en el plano sentimental, que le hacen llegar a casa una y otra vez con ganas de no volver a pisar la calle. No sé, es una de esas canciones que no hace falta que te venga una niñata de 22 años a decirte por qué es buena. Lo es y punto. Además una de sus frases taladrantes, “Soy humano y necesito encajar, exactamente igual que todos los demás lo necesitan”. Bueno sí, si buceáis por alguna red social os encontraréis selfies de morritos con este título, pero esa no era la intención, más bien habla de, por una parte, la importancia que TODOS le damos a los demás, a encajar, al reconocimiento. Ahora saldrán los putos amos que dicen pasar de todas las opiniones ajenas, pero venga va, id a contárselo a otra. Por otro lado está presente la noción de que aunque queramos ser diferentes, únicos y en muchas ocasiones raros, nos parecemos entre nosotros más de lo que a priori queremos aceptar.

The-Smiths_980x240.jpg

Enlace a “How soon is now”https://www.youtube.com/watch?v=hnpILIIo9ek

Paso por “Nowhere fast” entre alguna risotada y hace que cargue las energías en algo provocativo, divertido y que a más de uno le sacaría los colores. Pero pronto llega, quizás, la canción más subestimada de The Smiths: “Well I Wonder“.

A mí dame una balada lenta cantada por unos locos y es que me enamoro. Además ese carácter nocturno y lluvioso(que al final acaba por llover literalmente en un efecto que según alguna leyenda es el de la carne al freír-lo que casa perfectamente con el título del álbum-). Nuevamente tenemos esa oda a la desesperanza que finaliza con unos falsetes en perfecto equilibrio entre lo histriónico y lo blandengue.

Ese “Please keep me in mind, please keep me in mind” hace pedazos la parte más sensiblera de mí misma. Quizás por la sencillez de la letra, no tan cargada de contenido pero tremendamente efectiva, es una de esas canciones que llega fuerte.

Enlace a “Well I wonder”: https://www.youtube.com/watch?v=TpRhZnlXDNI&index=8&list=PLfimnwaZdumhP1bYJa54DvCLFNf4wVYLo

Una de las canciones que más me enganchan es “Barbarism begins at home” y es que aúna muchas genialidades en escaso terreno: la mejor línea de bajo de Rourke, la guitarra de Marr sonando de lo más Funky, los gritos de Morrissey casi humorísticos…el final de la canción es un mismo Riff repetido una y otra vez, normalmente me aburren este tipo de finales, pero este tiene un algo que te hace poner la canción en modo repetición y olvidarte de todo lo demás. ¿Bestia en la letra? Pues quizás un poco. Pero los acordes hipnotizan de tal manera que te hacen casi entrar en trance. Pero un trance bonito ¿eh?

Enlace a “Barbarism begins at home”: https://www.youtube.com/watch?v=q5EYrN2tSzc&list=PLfimnwaZdumhP1bYJa54DvCLFNf4wVYLo&index=9

El disco cierra con el “Meat is murder” que da nombre al mismo. Y aunque parezca contradictorio, es una canción que no me acaba de encajar, siendo el disco uno de mis favoritos de todos los tiempos y por supuesto, el mejor de The Smiths. Me gusta la idea, me gustan las cosas raras con los sonidos de animales pero llega un momento en el que la excentricidades y los efectos saturan la melodía que al medio de la canción llega a asentarse. Ese instante intermedio es sublime, sin embargo, no es suficiente para hacer del tema todo lo que se espera, o más bien, lo que en la cabeza de Morrissey encajaba a la perfección.

A parte de todos los entresijos que podemos encontrar en este gran álbum, lo que lo hizo llegar al número 1(que nunca volvieron a conseguir con ningún otro) fue la afirmación de los Smiths como uno de los grandes grupos de la década.

The Queen is dead(1986) se debía gestar en un ambiente de optimismo sobre la coyuntura de la banda. Sin embargo, nada sucedió de esa manera. Había problemas con Rough Trade, Marr estaba sumido en una depresión y estrés debido a las largas giras y amenazaba con estallar. Lo más duro fue la expulsión a principios de 1986 de Rourke por sus problemas con la heroína, de lo que él mismo se enteró mediante un Post-it que Morrissey le dejó en el parabrisas de su coche y que decía “Andy-has dejado los Smiths. Adiós y buena suerte. Morrissey“. Fue reemplazado por Gannon pero readmitido 2 semanas más tarde y con algún que otro chanchullo el pobre Gannon salió por la puerta de atrás al finalizar la gira en octubre del 86.

Este álbum es una leyenda, adorada por muchos por no solo su calidad sino por la increíble influencia que ha tenido a lo largo de los años no solo para muchas bandas indie de hoy en día sino para todos los músicos en general.. Los Smiths llegan a obtener esa marca registrada que se caracteriza por la habilidad de Jonny Marr para escribir canciones maravillosamente pegadizas, mientras que Morrissey canta sus cínicamente lúgubres versos, pero sin perder la parte chistosa, demostrando su ingenio y grande inteligencia.

Asistimos a la apertura del disco con algo que suena como una canción ruidosa típicamente escuchada en cualquier bar de Manchester. Canción épica, esta The queen is dead, en la que Morrissey da rienda suelta a su aversión a la familia real, la cultura popular e incluso la iglesia. No es tanto lo que dice sino cómo lo hace, con esa sensación de ironía amarga que nos transmite un desprecio mordaz por la entonces cultura británica.

La música surgió de una Jam de 13 minutos, con Marr capturando la retroalimentación accidental de su pedal wah-wah: “Recuerdo haber contenido la respiración durante 10 minutos mientras lo estaba haciendo. Conceptualmente estaba tratando de hacer esa cosa de Detroit, el MC5 y algo de Garage Rock y me equivoqué- pero eres afortunado si acaba sonando como algo que te pertenece de todos modos

Pronto nos encontramos con una gran canción ruptura, con Morri escribiendo más poesía que una canción de rock alternativo, a través del final de una relación ficticia. Yuxtapone su propio luto con los pensamientos sobre la relación futura de su amante. Vaya movida existencial. Lúgubre de narices y completamente carente de las pinceladas de ironía que suelen acompañar a The Smiths. La frase que se repite al final del tema, “I feel the soil falling over my head” no deja de conjurar la sensación máxima de impotencia y apatía que podemos imaginar se produce al final de una relación.

Esta es la canción favorita de Marr, sobre todo la parte en la que Morrissey canta ese “I know It’s over“. Marr parecía entender cada línea de la canción, sabía donde iban todas esas insinuaciones que acaban siendo una pieza maestra brillante.

Enlace a “I know It’s over”: https://www.youtube.com/watch?v=Bg7qPYvX8bc

Con “Cemetry gates” el disco cambia de tendencia, sonando feliz y alegre. En ella nos sorprende con un humor amargo dirigido a las personas que tratan de avergonzar a otros constantemente. Este es un gran ejemplo de la gran capacidad de Marr para crear, como en este caso, una maravillosa canción pop con un buen trabajo de guitarra.

Si nos adentramos en la historia, nos encontramos a la banda contemplando la inmortalidad mientras el narrador camina por el cementerio y se entristece por todas esas personas. Amores, odios y pasiones que han muerto: Parece tan injusto que quiero llorar.

Quizás no os habéis dado cuenta, porque la palabra es algo tricky, ¡pero cementerio en inglés no se escribe así! Morri admitió que siempre había tenido problemas ortográficos con esa palabra. Como quien tiene a un mal amigo.

Este tipo siempre ha admitido una clase de obsesión por las figuras trágicas, como James Dean, que murió en un accidente de coche a los 24, así como por Oscar Wilde, encarcelado por su homosexualidad y que muere indigente a los 46 años: “Tengo una obsesión dramática, ineludible, inevitable con la muerte, si hubiera una píldora mágica y hermosa que te retirara de este mundo, creo que la tomaría

Enlace a “Cemetry gates”: https://www.youtube.com/watch?v=6vpE41dJlts

GettyImages-154415685_new_smiths_song_firefly.jpg

Entre ironías, cagadas en alguna que otra iglesia y alguna que otra relación fallida llegamos a LA canción: “There’s a light that never goes out”. Dejadme unos segundos ordenar todo el amor que siento por ella.

Una de las cosas que siempre me han sorprendido es la capacidad de Morrissey de introducir sus influencias pero de una forma entremezclada en su interior que da lugar a un producto totalmente genuino.

En la canción nos habla de sí mismo, sentado en el asiento del pasajero junto a un amante. Él le suplica: “No me dejes en casa“. De hecho, está tan cautivado por su compañía que incluso siente que no le importaría que un autobús se estrellara contra ellos. Ya se sabe: “To die by your side is such a heavenly way to die…” Pero ya venía adelantando, todo esto nos suena a otra historia, la de Rebelde sin causa, de James Dean, a quien Morri idolatraba.

Ciertamente no es la única referencia que se tomó para crear este himno, puesto que Marr reveló que la intro está inspirada en el “Hitch Hike” de Marvin Gaye.  The Velvet Underground utilizó vilmente esta introducción por su canción, “There She Goes Again” y por eso todo es una especia de broma para ilustrar lo intelectual que se estaba volviendo.Y para reírse de los Velvet también, para qué negarlo.

Buceando por la red me he encontrado una versión de 1992 de Mikel Erentxun llamada “Esta luz nunca se apagará”. Demasiado para mi body.

Enlace a “There’s a light that never goes out”: https://www.youtube.com/watch?v=y9Gf-f_hWpU

El disco cierra con “Some girls are bigger than others“, proclamando la libertad de las mujeres. De lo absurdo de reconocer los contornos de las mujeres como un ideal fijado por sabe dios quién. Morrissey decía irónicamente: “¡El hecho de que he pasado por 26 años de vida sin notar que los contornos del cuerpo de las mujeres son diferentes es una farsa indignante! “

A pesar de que el éxito de la banda era apabullante, los conflictos personales entre los integrantes de la misma dejó a la banda a tiro de la disolución total, y cuando Strangeways, Here we come(1987) se lanzó, la banda ya había dejado de existir como tal.

No puedo entender cómo una banda de este calibre no es conocida por absolutamente toda la población actual, como los Beatles o The rolling stones. Puedes amar u odiar a Morrissey, yo de hecho lo hago a partes iguales. Pero hay algo claro, marcaron una época, un estilo y yo diría que introdujeron la sensibilidad en ese gran desconocido llamado rock alternativo. Capaces de hacer reír y a los 2 minutos llorar a lágrima viva, The Smiths siempre serán patrimonio de mi vida. Y es pero que a partir de hoy, de alguno que otro más.

Muy buena tarde a todos, rockeros!

0001503_morrissey.jpeg

 

Anuncios

4 comentarios en “La influencia primera: The Smiths

  1. Grandísimos The Smiths!!! y menudo repasazo le has dado a muchas de sus canciones, pero te has dejado mi favorita en el tintero. Yo, desde la primera vez que escuché esa intro al piano con las voces de fondo (luego supe que eran mineros en huelga) me enamoré y nadie podrá convencerme nunca de que alguna canción suya es mejor…Last night I dreamt that somebody loved me… no deja de conmoverme esta canción.

    Le gusta a 1 persona

  2. Julia, nunca intentaría hacerte cambiar de opinion 🙂 Porque en esto de la música a cada uno le llegan unas cosas. Y, además, qué demonios…es temazo. De ese último disco que poco he mencionado porque es el que menos me entusiasma la que me deja de vez en cuando tocada es “I won’t share you”…sea como fuere, sí. Son enormes, ojalá las nuevas generaciones los sepan apreciar.
    Un beso! 🙂

    Me gusta

  3. Me encantó tu entrada y el análisis a las canciones que mencionas. Perfecto para volver a escuchar con detenimiento a The Smiths esta tarde. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s